La Cámara Cordobesa de Natatorios presentó un proyecto para que se considere a la actividad como “auxiliar vital de la salud”. Desde la entidad, adelantaron a La Voz que este martes (en referencia al martes 18 de mayo) van a presentar la iniciativa ante el viceintendente de la ciudad de Córdoba y presidente del Concejo Deliberante, Daniel Passerini.

Entre los puntos fuertes del proyecto, proponen que las destrezas acuáticas sean contempladas como fuente de tratamiento para la recuperación del coronavirus.

La idea central del proyecto, explican, radica en que el medio acuático es un escenario “único e irremplazable”. “El agua tratada por cloro y el vapor de ese cloro hace que en el agua se inactive el virus Sars-CoV-2. En el ambiente, es un sanitizante, según lo investigado por distintas entidades científicas”, destacan.

Esos son los principales argumentos que presenta el presidente de la Cámara, José Sosa. Además, sostiene que desde el año pasado han lanzado el programa que denominan “contagio cero” y que funciona en las piletas de la provincia.

“Se trata del seguimiento de los casos y de fomentar las virtudes que tiene la actividad acuática. Ahora sumamos los factores físicos funcionales; es decir, los efectos que provoca la práctica en el cuerpo”, explica el referente.

Basado en principios médicos, físicos y químicos, en su proyecto la Cámara sostiene que un natatorio es un medio esencial para que la población trate su salud integral.

“Por citar solo un ejemplo, la ley física de Arquímedes demuestra que en todo medio líquido el cuerpo disminuye su peso en un 90 por ciento. Esta disminución facilita las posibilidades de realizar actividades físicas a las personas con sobrepeso o con problemas cardíacos”, esboza Sosa.

ACCESO UNIVERSAL

Por su parte, la secretaria de la entidad, Carina Gabetta, plantea que es importante que la gente pueda acceder a un natatorio. “Es invaluable el aporte que genera la actividad acuática. Y sus virtudes no se reconocen hasta que no se conoce el natatorio. No es un club, no es un lugar exigente: de entrada se siente un bienestar”, analiza.

Por la variante de factores positivos que encuentran en la actividad acuática, Gabetta sostiene que se debe avanzar en la aprobación de un proyecto de estas características.

“Pensando en este tiempo tan delicado por la cantidad de contagios, el acceso a una pileta es de vital importancia. Se puede hacer una rutina física, de movimiento y distracción en un ambiente seguro”, plantea.

LA PILETA Y EL COVID

Sobre los aspectos sociales, la integrante de la Cámara remarca que cuando las piletas se volvieron a habilitar tras las restricciones, en agosto del año pasado, el retorno fue masivo.

“Desde esa fecha hasta ahora, no se registraron contagios en las piletas. Por eso la gente quiere ir a las piletas, a hacer actividades físicas sintiéndose seguros”, considera.

Consultado sobre el incremento de casos de coronavirus y por la amenaza que implica la acumulación de personas, Sosa evalúa que la natación aporta a la prevención del Covid-19.

“Entendemos que estamos en una segunda ola de contagios y que puede que no haya tiempo para revisar un anteproyecto como el que presentamos. Pero da la casualidad de que es una actividad que aporta a la prevención. Si las autoridades entienden que la actividad acuática puede evitar el uso de camas críticas, las posibilidades de que traten el proyecto va a crecer”, explica.

Fuente: La Voz del Interior, Córdoba. Lunes 17 de mayo, 2021.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s